Acabo de ver esta entrada en Barrapunto sobre ecologistas contra la tecnología que, como a todo hijo de vecino anti-sistema, me olió (sin meterme en los detalles) a típica tomadura de pelo de ONG, pero cuando me metí, la cosa cambió completamente. Tengo sensibilidad electro-magnética, y sé lo que significa entrar en un sitio con Wi-Fi. Esos ecologistas, como excepción, tienen razón: nos están poniendo Wi-Fi en todo sitios para jodernos la vida más de lo que ya lo tenemos, pero, ¿qué van a decir en un sitio dedicado a la informática? Que es todo guay y chachi. Pobres ilusos. El problema es que muchos de ellos tendrán problemas para dormir, cefaleas, debilidad y claro, no lo van a achacar al Wi-Fi, porque, ¿para qué? El Wi-Fi mola. Como los móviles, el bluetooth, el TDT y toda la basura energética que nos están lanzando constantemente, sin contar con los microondas, claro. Y ponen como excusa que el Sol también manda radiación, sin caer (o sin querer caer) que de forma natural nosotros tenemos ya protección contra esas radiaciones dentro del espectro normal en que nos llegan. Pero en fin, la cortedad de miras en propia de los ignorantes y los imbéciles. Que cada uno se coloque en la categoría que le toque.

Os dejo un blog donde podéis encontrar información a patadas sobre todo esto:

http://www.migueljara.com