Veía hoy un vídeo que me hizo saltar las alarmas en cuanto a lo egocéntricos que pueden ser algunos denominados anti-sistema. Es una supuesta “carta abierta” a Juancar, “the King of Spain”, donde es cierto que se dicen muchas verdades, pero también una mentira que retrata al autor: dice que “el pueblo está despierto” y que “no podrán seguir manipulando a nadie”. Es triste, pero es una mentira cochina.

Lo digo porque representa una cortedad de miras que sinceramente me parece preocupante. Decir que el “pueblo” (entelequia que no representa a nadie realmente) está despierto es como mínimo un ejercicio de ignorancia que no nos podemos permitir. Que sería nuestro deseo, sin duda, pero no representa la realidad. La gente está más dormida que nunca, y más que nada por lo que llamo “el mayor drama humano”: nuestra incapacidad de reaccionar ante los problemas.

Ahora la gente está enojada y molesta con las cosas. Es lógico, no hacen más que jodernos la vida y mandarnos a los infiernos. Es una pesadilla para millones, sin duda. Y aún así ya veis el aguante que tiene la peña: una huelga general de mentirijillas y ya está todo resuelto por un rato. El pueblo español es posiblemente el más pachones e insensibles a su realidad que existe en nuestro entorno. Habrá que ver que pasa cuando surja el corralito, pero hasta entonces, miel sobre hojuelas. Somos un pueblo tan sumamente vago y conformista que somos incapaces de reaccionar cuando directamente nos están robando a mano armada (la deuda está protegida por el estado, recordad). Pero la cuestión no es revelarse ni nada por el estilo. No se trata de hacer correr la sangre, lo que no debemos hacer. Es que no somos capaces de abandonar nuestros hábitos más lúgubres: televisión, cotilleo, fútbol, bares, fiesta… Nuestro “querido” King está disfrutando de lo lindo con los súbditos que le han tocado en suerte. A eso se le llama que te toque el pleno al quince. Ahora la gente está relativamente jodida, pero con un par de “planes E” la cosa vuelve a su cauce enseguida. ¿Una huelga para ir tirando? Nos la sirven en bandeja. ¿Que la cosa se va un poco (sólo un poco) de madre? No pasa nada: ganamos un mundial y vamos como nos duele la tripa… Ahora vienen navidades, así que otra época de tranquilidad para el King, Zapas y compañía. Y así nos la van enganchando una detrás de otra.

Así que no, queridos amigos: España no está despierta. Que una minoría de nada lo estemos no significa que los demás se cosquen de nada. Sí, todo lo malo es evidente, pero mientras haya pan y toros… Que nos quiten lo bailao.