No suelo hablar de política actual ni me interesa, pero cuando veo a los “lideresos” que tenemos (el que está y el que viene), me entran unos escalofríos dignos de una película de Hitchcock… Acojonaico me hallo, Dios mío…

Y que nos quiten lo bailao, ¿verdad?