Sólo hay una cosa que me está bloqueando los chakras estos días y son las manifestaciones estas del “15M”, auténticas barbaridades de desesperación social, o eso pretenden. Escribo esto para dar mi opinión al respecto e intentar poner un poco de juicio en toda esta sinrazón. Que no será porque no he dicho esto muchas veces, pero lo voy a repetir bien alto: ¡OS LA ESTÁN METIENDO DOBLADA, IDIOTAS!

Entre los que están fomentando esta idiotez de Democracia Real Ya (buscad en Google, amiguitos, y veréis de que palo va todo esto) hay dos bandos: los que por ignorancia extienden la palabra (recordemos que la política es una forma de religión donde los políticos aspiran a ser Dios) y se llevan inconscientemente a miles de borregos por delante, y los que entienden perfectamente lo que pasa y lo fomentan (debunkers y desinformadores), metidos en el sistema hasta las trancas. En cualquier de los dos casos, se está fomentando lo que el sistema está produciendo para lograr su objetivos, pero el peor sin duda es el bando de los ignorantes (de los debunkers te lo esperas), porque dan a entender que van a de “antisistema” cuando ni ellos mismos entienden como funciona el sistema.

Vamos por partes: lo más básico que tenemos que entender es que el sistema funciona a golpe de conflictos, como he explicado en varios artículos y comentarios. En el conflicto el sistema siempre tiene las de ganar, ya sea a un nivel político, social, cultural o incluso físico, porque tiene la fuerza en todos esos ámbitos para contrarrestar cualquier oposición. Pero además, el conflicto hace avanzar su agenda, ya que le permite obtener resultados en base a problemas generados por ellos mismos. Problema-Reacción-Solución. Desde antiguo viene siendo así y los casos más recientes son el 11S, el 11M y tantos otros. Son conflictos y problemas generados por el propio sistema para conseguir sus objetivos, como el control del petróleo o de un país.  Y ahora alguno se preguntará a que viene esto. Sencillo.

Una manifestación, huelga, sentada, etc., es un conflicto en su misma esencia. En este caso, el conflicto es “pueblo contra sistema”. Aparentemente suena muy bien, pero no deja de ser un conflicto como cualquier otro. En este caso, se está aprovechando la mala leche que ha acumulado la gente en los últimos 3 años para conseguir un objetivo. ¿Cuál? Luego voy mencionando posibilidades. ¿Y quién? También haré alguna mención. Lo importante de todo esto es que todas esas personas, muchas de buena fe, están gastando tiempo y energías inútilmente para hacer avanzar la agenda de la élite política de forma totalmente inconsciente. La cuestión es que todo este follón el lunes quedará olvidado y los rescoldos se irán apagando a lo largo de la semana, porque el movimiento de protesta habrá conseguido su objetivo: que todo cambie para que todo siga igual.

Cualquiera que razone un poco y se pare a pensar en ello sabe que en este país NADIE se mueve espontáneamente. Jamás en la vida se ha producido un acto social espontáneo. Ya jamás pasará. Así que lo primero es que tenéis que olvidaros de eso de las “manifestaciones espontáneas”. Todo ha sido preparado desde Facebook, Twitter y los SMS. La mayor parte de la gente que empezó ese tema son gente de organizaciones políticas juveniles radicales y de ongs (dos tipos de organización fundamentadas en el sistema). Después se ha producido un cierto efecto llamada, claro, pero ni creo que sea tan grande como dicen ni que haya ido tan bien. De hecho se puede ver vídeos en los que los propios manifestantes no se ponen de acuerdo en qué hacer. A eso se le llama estar organizado. Pero después empezaron a salir en la televisión, la prensa, etc… Incluso en algunos sitios se hace publicidad de DRY (me suena a “martini seco”…), justo lo que se necesita para… ¿Qué? A eso voy. El que no vea que este es un movimiento organizado para minimizar los efectos de la crisis y permitir publicitar al PP y el PSOE por todos lados, es que tiene que comer muchos cereales todavía, porque o es un niño o tiene que madurar bastante. Sólo se ve por todo lados el NO al PPSOE, “Ni PP Ni PSOE”… PP y PSOE por todos lados. Por Dios, ¿soy el único que ve que esto es propaganda basica de parvulario? Está metiendo esas siglas por todos lados, es publicidad subliminal, y la gente tragando carros y carretas. Y otra técnica de propaganda básica: niegale a gente algo para conseguir que lo quiera. Psicología inversa lo llaman, para que no nos demos cuenta de que es uno de los procedimientos de marketing más importantes. Pero ya no es sólo eso: es darle a la gente esperanzas de un cambio que nunca ocurrirá. En eso nuestro querido Zapas es un maestro, lo lleva haciendo casi 8 años. Y con excelentes resultados.

Y ahora la pregunta del millón: ¿quién está montando todo este pitote? A mi, claro, me resulta bastante evidente, pero vamos a ir siguiendo los pasos hasta ahora. Hace 3 años saltó una crisis galopante que no tiene visos de acabar. La gente está superquemada y nuestro gobierno de masones está siguiendo al pie de la letra los dictados de la élite internacional. La situación se está agravando (y más que lo va a hacer). Pero hay que tener en cuenta una idiosincrasia puramente española: mientras que en la mayoría de los países de nuestro entorno la gente protesta a la mínima, porque tienen sangre en las venas, los españoles somos como de cartón piedra. Esto es un hecho evidente. Dicen que somos muy “latinos”, o sea, muy apasionados y efervescentes, pero eso sólo pasa en tres cosas: sexo, fiesta y fútbol. Cualquiera que viva en este país y que no sea imbécil sabe que esto es así, tanto nacional como extranjero. En general, muchos extranjeros se llevan una gran decepción cuando vienen a vivir a España, porque las cosas no son ni mucho menos como creían o entendían, o habían visto en el típico lugar de vacaciones de playa. España es diferente, sí, y lo nuestro nos ha costado. La élite necesita que España se mueva al estilo de Grecia o, mejor aún, de los países árabes que recientemente han sufrido el ataque solapado de la CIA & company. Pero es que eso en este país es casi imposible. Con una crisis increible, problemas económicos y financieros por todos lados, paro galopante, y un buen número de problemas adjuntos que todos conocemos, y en este país la gente es imposible que el cabreo se manifieste de forma natural. La gente sigue en sus terracitas, hablando de su fútbol y su belenesteban, seguimos comprando coches nuevos a destajo, se siguen comprando casas a unas hipotecas guapas, y todo sigue igual, como si nada pasase. Así que tenían que idear una manera de generar mala leche entre el personal. Rubalcaba ya hizo sus pinitos con los SMS en el 2004 (cuando ni Facebook ni Twitter existían, y desde luego ahora te preguntas si su creación no estaría orientada específicamente a ser usados para estas cosas), y ahora están volviendo a repetir procedimiento. Sí, amigos míos, es el gobierno quien está montando todo este pollo. Por medio de organizaciones subversivas y ongs que les deben unos cuantos favores, están organizando esto con la esperanza de que resulte en algo efectivo. Pero alguno dirá, ¿y por qué? ¿Por qué van a tirarse piedras en su propio tejado? Sobreestimais la capacidad de la gente de controlar sus procesos mentales. No están tirandose nada encima de nada: son los pobres diablos que están en Sol los que les están haciendo la cama al gobierno y la oposición, por las razones antes comentadas. De esta manera, generan crispación social (¿os acordáis de aquella famosa entrevista de Zapas con Gabilondo donde Zapas le decía al Iñaki que les interesaba que hubiera crispación? ¿No os dais cuenta de que es lo que llevan haciendo 8 años?), mantienen a la gente ocupada con esperanzas vacías (siempre lo son) y conseguirán una abstención mínima o como mínimo igual a los anteriores comicios, todo ello sin tener que lanzar una gran campaña mediática institucional, para terminar votando siempre a los mismos. Y así, el círculo se cierra alrededor nuestro atándonos aún más a este sistema del carajo.

¿Pesimista? Al contrario: mi recomendación es que no hagáis ni puñetero caso, sigáis con vuestras vidas (y por favor, no votéis), os comportéis como auténticos antisistemas, no comprando innecesariamente, no viendo los medios masivos y haciendo crecer el amor y la compasión entre vosotros sin crispación ni conflictos. Esa es la única forma de vivir y esa es la forma en que no quieren que vivamos. Demostrémosles que no les queremos siendo espíritus libres viviendo en el amor. Sólo así venceremos.