Visto en pleno centro de Zaragoza. Luchemos con sus armas: ABSTENCIÓN.