Este es un mensaje para todos los neo-paranoicos anti-google que han surgido como la espuma después del anuncio oficial de la empresa del cambio de política de privacidad, que por algún motivo ha escandalizado a todo el mundo, y sólo para ellos. Y digo por algún motivo porque, como ya sabéis, este blog como otros muchos está formado por gente muy paranoica y conspiranoica, allá donde las haya, pero sinceramente, en este caso me cierro de patas. A continuación explico porqué.

Ahora mismo hay una cantidad de peña con la pinza totalmente ida por el tema de la privacidad de Google. Lo que a mi me escandaliza es precisamente que ahora se escandalice tanta gente: ¿Vosotros os creeis que no llevan haciendo eso durante años sin nuestro permiso? Lo único que están haciendo es simplemente ponerlo en negro sobre blanco, para que se entere todo el mundo de lo que llevan haciendo mucho tiempo. Esos datos los llevan vendiendo hace mucho tiempo a muchas empresas y los usan para su publicidad. ¿Cómo se mantienen más de 30.000 empleados a tiempo completo por todo el mundo (fundamentalmente en los USA), más los que estarán en otros regímenes laborales y los subcontratados y externalizados? ¿Con AdWords? No seáis ilusos. Y no estoy contando con la infraestructura interna, etc… Google tuvo una facturación (no beneficios, sino facturación) de algo más de 6.000 millones de dólares (que sí, parece mucho, pero no lo es tanto para una empresa como esta) el primer trimestre de 2011, por poner un ejemplo, y eso equivale a 19.000 (más o menos) dólares por trabajador y mes (contados anualmente), lo que en términos reales (descontando su sueldo, impuestos y demás), se queda en pecata minuta. Hay que mantener infraestructuras (cientos de miles de servidores por todo el mundo, lo que supone electricidad, instalaciones, mantenimiento, añadido constante de nuevas máquinas), edificios (los trabajadores comen gratis y tienen buenas instalaciones de trabajo, no como en este país…), y un largo etcétera… No flipeis: estas empresas están especializadas en no presentar públicamente más que cuentas maquilladas (en España, Google da pérdidas cuando de hecho factura millones anuales que, por supuesto, no se quedan aquí, sino que van para las américas…). Pero eso lo hacen todas las multinacionales, así que hasta cierto punto ni se lo puedes echar en cara… Tienen muchos más beneficios de los que cuentan, pero obviamente no se ven y no se pueden probar, claro. Así que para empezar, tenemos un primer asunto que aclarar: lo único que han hecho es hacer público lo que llevan tiempo haciendo, para que luego no puedan acusarles de otra cosa y durante años han vivido del “don’t evil” que tan famoso hicieron. Hay que ser muy ignorante de la vida para pensar que una empresa de estas dimensiones es “buena”…

Pero vamos al siguiente tema: a toda esta peña les preocupa mogollón que les inspeccionen el correo y les vean la marca de ropa que compran… Si no fuera porque ya de por si llevamos literalmente años dando nuestros datos en las redes sociales (recuerdo que hace unos cuantos añitos, todo el mundo estaba preocupadísimo con el Microsoft Passport -lo que ahora es el Messenger entre otras cosas- y desde hace 6 años la gente usa despreocupadamente el login de Facebook en no sé cuantos sitios sin más ni más, a lo que yo llamo una doble moral de tres pares de narices bien combinada con mala memoria y unas ganas de tocarle a Microsoft las bowls…) esto podría ser interesante, pero ahora mismo ya no tiene ninguna relevancia. Igual que ahora les ha dado por preocuparse de que vean lo que ponen en Internet, deberían haberlo hecho hace 6 o 7 años, porque la situación en realidad no ha cambiado en absoluto. Cualquier información que dejas fuera de tu control personal es susceptible de ser usada, inspeccionada y manipulada al antojo de quien posea la infraestructura física donde se halla esa información. Poner el grito en el cielo ahora es cuanto menos estúpido.

Pero vamos a un tercer tema que es el que más me interesa: la privacidad. Esa preocupación porque vean lo que tienes, aparte de idiota, es normal en quien de forma totalmente inconsciente y boba ha usado Internet como si todo el monte fuera orégano. Y bien, en el caso de los usuarios estándar de informática es comprensible porque muchos hasta creen que Internet está en su ordenador (literal, me lo han llegado a decir a la cara). Pero hay una cantidad bastante importante de gente que lleva años metida en la red y que ahora se escandaliza por estas cosas cuando más o menos saben como funciona todo este tema. Luego ven conspiraciones por todos lados pero son incapaces de darse cuenta de lo que tienen delante. Viven en un bucle optativo en el que cíclicamente se pone de moda la privacidad y hay que luchar a capa y espada por ella, para luego volver a relajarse otra cantidad de años. Pero el problema fundamental es que esta misma gente (y todos los demás, en realidad) pone o deja información en la denominada “nube” de forma totalmente acrítica (me da igual que sea en público o en privado) sin tomar en consideración ninguna de las cuestiones arriba indicadas, de forma que aunque no sean conscientes de ello (o nieguen la plana), esos datos están ahí, de forma incontrolada, y ponerlos en esa situación es cuanto menos peligro de muerte en lo que se refiere a esos datos.

Yo hace años que decidí que en Internet solo habría cosas mías que quisiera que estuvieran ahí, que fueran pública o privadamente accesibles y sabiendo que lo están leyendo. Todo lo que yo quiero conservar en privado, que sólo quiero que sepan determinadas personas y que no quiero que nadie pueda llegar a saber sin mi consentimiento y conocimiento, me lo guardo en mi ordenador y mis dispositivos de almacenamiento. ¿Por qué creéis que ahora les ha dado a todo el mundo la venada de poner todo en Internet, en la “nube”, poniéndolo todo super-bonito y de fácil acceso? Voy a decirlo por si algún despistado no está siguiendo el discurso: ¡SI! ¡Precisamente para tener un acceso directo y fácil a todos tus datos! Vais de conspiranoicos y sois unos meros aprendices de brujo. Lo más terrible de todo esto es que encima, para más inri, la gente, de forma totalmente desorganizada y estúpida, entra en este juego y luego pone el grito en el cielo porque se le roban datos, por la privacidad y no se cuantas leches… ¡Pero no seáis ignorantes de la vida, por Dios! Poned en Internet, ya sea en público o privado, sólo la información que no os importe que los demás puedan llegar a ver en un momento dado. Claro, que para eso hay que tener un control y un cuidado que por lo que parece la mayoría no quiere tener. Me parece bien, pero luego no podemos venir con quejas.

Existen múltiples alternativas para todo. ¿Correo? Puedes instalar uno privado en tu casa: hMailServer, MailEnable y otros están disponibles para poder instalarlos en casa y tener el correo en local. ¿Archivos? Servidor SSH, por ejemplo con FileZilla Server, por poner un caso (hay muchos), y tu disco duro ya está en la nube. ¿Gestión documental? Esto ya es más difícil pero hay soluciones disponibles: con Apache y PHP en tu equipo, puedes tener aplicaciones completas web funcionando, incluso tu propio sitio web. ¿Acceso a todo eso? Sitios como DynDNS proporcionan la posibilidad de tener un nombre de dominio propio para acceso completo al equipo. Con un buen Firewall y Antivirus, el círculo se completa. Sí, que las conexiones en España son una KK y todo eso, pero chicos, si lo que queréis es privacidad total (o lo más total que esté en vuestra mano), este es un medio ideal para hacerlo. ¿Qué no sabemos mucho de informática? Para eso está el familiar o amigo informáticos, y si no, os jodéis y aprendéis vosotros, que ya vale de rapiñar el tiempo de los demás. Y si no, pues oye, a Google otra vez. Para eso está, ¿no?

(Y por favor, eso de ir a otro servicio alternativo a Google ni lo mencionéis, que luego decís que se os ríen en la cara…).