Krishnamurti es probablemente uno de los personajes más enigmáticos del siglo XX. Su página de Wikipedia (como siempre, es mejor ir a la versión inglesa, mucho más completa), bastante exigua, no alcanza a mostrar el trasfondo de una figura que pudo haberse convertido en una especie de dios en la Tierra, cargo que él valientemente rechazó porque sabía lo que implicaba. Su vida desde entonces estuvo dedicada a mostrar a los demás lo que llevaba dentro, y sobre todo a extender una doctrina que, como sabéis, forma parte de la esencia de este blog: la revolución interior.

El vídeo que os incluyo a continuación es una pequeña muestra de sus enseñanzas. No es de lectura fácil (digo lectura porque está en versión subtitulada), su nivel de complejidad es bastante elevado y sin unas buenas bases previas es bastante complejo procesar toda la información que rezuma esta casi media hora de filosofía y espiritualidad. El miedo, la sociedad, el auto-conocimiento, el reflejo de nosotros mismos en los demás y viceversa son algunos temas tratados en este documental. Es una gran información para aquellos ávidos de saber más pero, como debe ser, son enseñanzas sumamente comprimidas y contienen una cantidad de información ingente que debe ser mascullada y procesada con tranquilidad y sosiego, de forma que pasen a ser parte integrante de nosotros. No es “filosofía rápida” para consumo de la masa. Al que no le guste, puede elegir otras formas de llenar su vacía mente con la tele, los telepredicadores o los autores de muchos libros de “auto-ayuda”. Jiddu no funciona así.

Gracias muchas a Paula por esta brillante sugerencia.