The Zarramonza Inquirer

Parece ser que la vitamina C tiene propiedades que nunca nos hubiéramos podido imaginar, como por ejemplo, la destrucción de células cancerosas con la aplicación intravenosa de altas dosis. Hay ya muchos estudios que lo demuestran, algunos de ellos de hace ¡casi 40 años! Pero aquello podía ser un desastre para el negocio de la quimioterapia, así que inmediatamente se diseñaron estudios para demostrar lo contrario.

En 1976, Linus Pauling y Evan Cameron, consiguieron que pacientes en estado terminal tratados con ascorbato sódico sobrevivieran 300 días más que los no tratados, y repitieron unos resultados similares dos años después. En respuesta a estos estudios, se realizó otro, pero en el que casi todos los pacientes habían recibido previamente quimioterapia, y otro estudio en el que la aplicación de vitamina C se realizó solo durante 10 semanas, algo que nada tenía que ver con los estudios originales de Pauling y Cameron.

Está claro…

Ver la entrada original 595 palabras más