El Cosmos es una totalidad omnisciente, un único ser que integra todo y nada, que es y no es, un único punto de energía que lo contiene todo y lo abarca todo. Eso es Hari, y eso es Om.

No podemos negar lo que somos ni lo que significamos. No podemos negar nuestro pasado ni nuestro presente, y la huida se convierte en una pesadilla que nos persigue durante toda la vida, o vidas. Lo que nos enseña Hari Om es que no podemos disgregarnos, no podemos separarnos, y pretenderlo sólo nos trae infelicidad y angustia, separándonos de nuestra verdadera esencia como seres y de todo lo demás. La unión y la aceptación de nosotros mismos nos permite continuar adelante por muchas cosas que nos ocurran, a pesar de los demás, los abandonos y la cortedad de miras. Todos y cada uno de nosotros somos seres maravillosos y perfectos. No dejemos que los avatares de la vida nos hundan en la separación de nosotros mismos y del Cosmos.

Aquí os dejo con esta versión del mantra que me gusta especialmente. Disfrutadla.