Sale al buscar Tavistock... ¿Por qué será...?

Sale al buscar Tavistock… ¿Por qué será…?

Como desarrollador (programador en fino) que soy desde hace más de 20 años, sé una cosa cierta ya desde hace mucho tiempo, y es que Internet no es algo fiable para gestionar una unidad nacional. Internet es muchas cosas, es bueno para mogollón de temas, y no tanto para otros muchos, pero para uno que no es bueno en absoluto es para generar una integridad nacional, para gestionar los recursos humanos de un país. Hace ya mucho escribí este artículo sobre que Internet no es un derecho, entrando a colación de la pretendida necesidad de Internet como la vivienda, el teléfono o cualquier otra cosa que consideremos primaria. Pero los pasos que se están dando ya desde hace tiempo y que están cristalizando en esa ponzoñosa caterva de gente sin ideas que es Podemos, están dirigiendo las tornas en la dirección de que Internet tiene que ser el revulsivo de la “inteligencia colectiva”, término acuñado principalmente en el MIT (al que hacen habitualmente alusión en los “círculos” de Podemos y que básicamente es otro modelo de manipulación social más que no deja de provenir de las cavernas más profundas de Tavistock.

Como indicaba también en este otro artículo, Internet es hoy día, gracias a la popularización de los distintos gadgets, en una especie de Dios virtual al que todos adoramos cuando nos conectamos. Aquellos que entendemos esta esencia podemos controlarla, al menos parcialmente, pero la inmensa mayoría no es siquiera consciente de este control. Si Internet empieza a usarse para gestionar los distintos aspectos “democráticos” del país, su poder será total. Yo, como técnico que soy, sé perfectamente que no es posible garantizar de ninguna manera que cualquier gestión digital pública como un sistema electoral electrónico sea seguro y anónimo como lo es ahora. Yo hace mucho que no voto y no pienso hacerlo, pero si fuera así, automáticamente dejaría de hacerlo, precisamente porque entiendo como funcionan las cosas por debajo. En el mundo en que vivimos tenemos una responsabilidad con nuestras propias vidas, y el mero placer del disfrute mundano no puede despistarnos de asumir esa responsabilidad y lo que conlleva. El que desoye su naturaleza está condenado a sufrir grandes perjuicios, y eso es lo que han conseguido con la mayoría de nosotros.

Ahora mismo usan Internet para manipularnos de distintas formas. Quiero aclarar que con esto no estoy demonizando Internet, que como tecnología es un gran medio de expresión y libertad, pero que como han usado todo lo demás, están acaparándolo para que sólo podamos apreciar aquello que ellos quieran que apreciemos. Todo es muy bonito y curioso, pero por detrás, la mano de la élite se cierne sobre nosotros aplastando nuestra voluntad. Y es inevitable, porque nosotros no estamos haciendo ningún esfuerzo para oponerle resistencia. No estoy diciendo que no usemos la tecnología: sólo que no dejemos que nos usen a nosotros a través suyo.

Otro artículo interesante sobre la manipulaciones de “Jodemos” (sí, ya, pero tenía ganas de ponerlo…):

Podemos empieza a llevar a la práctica los proyectos de la oligarquía internacional