Tag Archive: alma


Despertar

La flor de loto es un símbolo del despertar espiritual y la adquisición del conocimiento superior

La flor de loto es un símbolo del despertar espiritual y la adquisición del conocimiento superior

Respeto la idea de que hay que extender la verdad por el mundo. No sólo la respeto, sino que la comparto. Ahora, lo que no comparto con mucha gente, por las razones que voy a dar a continuación, es la forma de hacerlo. Existen dos perspectivas en este sentido: por un lado, existe la idea de que dando un montón de información a la gente y explicándole todo como si fueran niños pequeños es suficiente. Yo, sin embargo, creo que de hecho esa es la forma más ineficiente de conseguir el objetivo de “despertar”. Tal vez porque para empezar, es posible que defiramos en la idea de lo que es “despertar”. En mi camino a la luz, me he encontrado con muchas personas que se auto-denominan “despiertas” y que realmente lo único que han conseguido es, como mucho, darse cuenta de que viven en un mundo más bien desastroso, y eso les fastidia, con toda razón. Pero no son realmente despiertos. Son los típicos que luego gustan de ir a manifestaciones, protestas, sentadas… Son gente dada a seguir el conflicto con el sistema, para poder decir que “esta boca es mía” sin pararse a pensar que, en general, esas acciones o bien de hecho están en muchos casos controladas por el sistema o alimentan al propio sistema. Como ya he explicado varias veces, el sistema funciona en base al conflicto. Si se le da conflicto, simplemente se le está alimentando, justo lo que me parece que no debería hacer un auténtico anti-sistema (y un despierto sólo puede ser anti-sistema). Sigue leyendo

La diligencia

Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.

– Mahatma Ghandi.

Aunque suene a película del oeste, no estoy hablando de esos carros tirados por caballos que solían transportar por igual personas, oro o nóminas, o todo a la vez en el mismo viaje (lo de los agujeros de seguridad no lo dominaban entonces…). Obviamente, estoy hablando de la primera virtud del alma a la que me voy a referir en una serie de artículos, cada uno con una virtud concreta a desarrollar. ¿Por qué en el artículo anterior sólo hice un resumen de los defectos? ¡Porque ya los conocemos demasiado bien! Sólo quería resaltarlos para que alguien felizmente se percatara de cual de ellos tenía más desarrollado y tal vez, con suerte, comprendiera como combatirlos… Pero claro, para eso, hasta cierto punto es necesario conocer también las virtudes, las fortalezas del alma, precisamente aquellas cosas con las que podemos luchar contra el enemigo interior. Os presento a la némesis de la pereza: la diligencia. Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: