Tag Archive: gobierno


English: Book "The Social Contract" ...

“El Contrato Social” por Jacques Rousseau. (Créditos foto: Wikipedia)

Llevo ya varios artículos hablando sobre el tema del sistema y la sociedad, y en todos ellos he expresado mi convicción de que estamos en un momento crítico en el que necesariamente todo se está derrumbando. Pues ese momento ha termionado por llegar. La nueva ley de seguridad ciudadana ha puesto la puntilla sobre lo que ya eran hechos fácticos en otros ámbitos como la educación o la sanidad: el estado está definitivamente delegando todas sus funciones principales en la grandes corporaciones y las empresas amigas, privatizando todos los aspectos del mismo estado y la sociedad.

Este no es un discurso socialista, es, de hecho, el discurso de un convencido de las sociedades libres y de la capacidad de los ciudadanos de gobernarnos. La derecha tiende a definir el discurso de la defensa de lo público como de izquierdas, cuando este discurso es de hecho el más liberal posible. El contrato social, ahora roto, es la base de la democracia (la de verdad, no esta gilipollez a la que llaman así), y su quebranto destruye la base sobre la que se sustenta nuestra sociedad. Ahora os explico porqué. Sigue leyendo

Hachas de los Enanos! Los Enanos están sobre vosotros!

enanos-gobierno

PD: ruego me permitáis este pequeño momento de frikísmo que me viene al pelo de comentar un tema que creo que es bastante interesante y que generalmente pasa desapercibido. En España no somos especialmente luchadores, eso ellos lo saben, y por eso hacen todas las mandangadas que hacen. Haciendo un simil con el mundo imaginario de Tolkien, nosotros seríamos como Hobbits, pero de los tontos, los dormidos, los que no reaccionan (como se ve al final de El señor de los anillos, donde la Comarca ha sido invadida y todos los hobbits han caído bajo el influjo de Saruman de una forma u otra). Debemos ser como enanos, un pueblo que siempre ha sufrido pero que siempre está dispuesto a luchar por lo que cree. Tal vez no tanto con hachas sino con inteligencia (aunque eso por aquí no se estila mucho por desgracia). Mi llamamiento es para que luchemos, cada uno con nuestras armas, y consigamos luchar juntos por lo que queremos. Sólo así estos desgraciados pararán.

Manifiesto

Desde manifiesto, proveniente de Banco malo, gobierno malo, insurrección buena

Nosotros, personas comunes, hartas de sufrir las consecuencias de una crisis que no hemos creado, nos unimos para redactar este manifiesto e invitamos a toda la ciudadanía del Estado a unirse a las reivindicaciones que reclamamos en él.

Consideramos que la situación ha traspasado todos los límites tolerables y que somos víctimas de un ataque sin precedentes que, utilizando la crisis como pretexto, está arruinando nuestras vidas, y cuyos culpables son quienes se han configurado como una oligarquía intocable, con la complicidad de todas las fuerzas políticas representadas en el parlamento, manipulando todos los poderes del Estado para mantener sus privilegios y enriquecimiento desmedido e ilícito. Ya no hay manera de ocultar que vivimos un gigantesco fraude social, con gobiernos que sistemáticamente nos mienten, haciendo exactamente lo contrario a sus compromisos electorales, y que no hay justicia alguna en los tribunales para los banqueros, políticos y empresarios culpables de la situación. Sólo vemos cómo esta casta implanta políticas que destruyen nuestros derechos y vidas, y cómo somos víctimas de una represión injustificable cuando demandamos un cambio en la situación.

Creemos que el problema es de tal envergadura que su solución ya no pasa por los habituales mecanismos del sistema político, establecidos por esa casta para hacer de nosotros, los ciudadanos, lo que les parece, por lo que, en consecuencia exigimos:

-La dimisión del gobierno en pleno, por engañar al país de modo inconcebible y llevarnos al desastre, así como la disolución de las Cortes y la convocatoria inmediata de elecciones generales.

-Que esas elecciones generales sean para convocar una Asamblea constituyente, a fin de redactar una nueva Constitución, con la participación de todas las fuerzas políticas del país, pues no reconocemos validez alguna a la actual Constitución, redactada por una camarilla a espaldas del pueblo, y que consagró la dominación de los herederos del franquismo y quienes pactaron con ellos. Ha de ser el pueblo quién determine el modelo de Estado en el que quiere vivir, cosa que no sucede con el actual, que nos fue dado por esa camarilla y que responde exclusivamente a sus intereses.

-Una auditoría de la deuda pública de España, con una moratoria del pago de la deuda hasta haber delimitado claramente las partidas que no han de ser pagadas por la nación, pues han servido a intereses privados que utilizaron al país para sus propios fines y no los del conjunto de la ciudadanía española. Igualmente, exigimos el procesamiento de todas aquellas personas que se demuestren sospechosos de tales maniobras, y que respondan con sus bienes en caso de resultar condenados.

-La reforma de la ley electoral, a fin de represente verdaderamente la voluntad del pueblo soberano, cosa que no sucede de ninguna manera con la actual.

-La derogación inmediata de todas las reformas llevadas a cabo por el Partido Popular, pues no sólo son un desastre para el país, sino que han sido impuestas a traición de la voluntad democrática del pueblo.

-Una reforma fiscal justa, que haga pagar más a quienes más tienen. Igualmente, exigimos la derogación de la amnistía fiscal decretada por el gobierno, cuya injusticia es una verdadera burla a los contribuyentes honrados.

-La abolición de todos los privilegios de quienes ejercen responsabilidades políticas, y la implantación de mecanismos de control férreo del desempeño de sus funciones.

-La paralización inmediata de todos los desahucios, y la puesta en alquiler a precios baratos de las viviendas en propiedad de los bancos y cajas que han sido ayudados con fondos públicos.

-El reparto del trabajo existente entre todas, pues es una enorme falacia que haya que trabajar más, falacia sustentada en la avaricia de los grandes intereses y contraria a los de la gente común.

Por todo lo expuesto convocamos a la ciudadanía el día 25 de Septiembre de 2012 a manifestarse de forma indefinida en las puertas del Congreso hasta conseguir la dimisión del Gobierno y la apertura de un Proceso Constituyente, haciendo de éste, el llamamiento de unión de todas las luchas por una Sociedad más justa.

Somos la inmensa mayoría, somos el pueblo, tenemos razón, y no vamos a dejaros pasar.

Adhesiones:

Josep Manuel Novoa Novoa    – Alvaro Granda García     –Marcos Legido Hernández     – (el siguiente)

Sí, ya sé que resulta extraño, pero es lo que me ha venido al ver el tema de su dimisión. No enlazo a ningún sitio porque hay tropecientas páginas sobre el tema. Buscad, malditos. La cuestión es que sí, me ha venido a la mente que Sinde representa lo mismo que cuando agregamos recursos a un sistema agotado: que no produce beneficios. Pero además, da lugar a otra paradoja más chunga aún, y que fastidia más: que da igual a quien pongas en un puesto, que no hay beneficio posible para el ciudadano.

Antes nos quejábamos mucho de que se ponía en los puestos de decisión a personas que no tenían ni pajolera del tema. Aún se hace. Bueno, y cuando creas un ministerio inútil e irreal como Igualdad, no te quiero ni contar… Pero la cuestión es que si luego pones a alguien del gremio a dirigir un cotarro, resulta que tampoco vale porque tiene intereses en el cotarro. Así que la cuestión a plantear es: ¿a quién pones? Hemos llegado a tener electricistas en el ministerio de Interior, con lo que ya más variedad clasista no podemos tener. Es decir: cuando hablamos de poder, no podemos en ningún caso hablar del gobierno de los mejores, ni de los peores. Hablamos simplemente de desgobierno.

Llevo mucho tiempo diciendo que hay que atacar a los bancos y las multinacionales por donde les duele: el dinero. No dejando el dinero en el banco más que lo imprescindible, no comprando cosas innecesarias, reutilizando todo lo posible los productos hasta que no se pueda más (ya ni siquiera puedes decir que comprando más barato, porque todos los productos baratos pertenecen también a multinacionales), comprando nacional antes que extranjero, etc… Pero claro, ¿cómo hacemos con el gobierno? No votar es la primera posibilidad que sólo por vergüenza torera deberíamos ejercer, pero además, hay otras opciones. ¿Qué pasaría si de repente, un día 20 millones de ciudadanos dejaran de usar servicios públicos, no pagaran peajes, no pagaran el IVA o directamente multas o impuestos? Dado que es prácticamente el 70% de los ingresos de un estado como el nuestro, eso llevaría a la ruina total a ese estado. Intentarían obligarnos a hacerlo, pero claro, no puedes obligar a 20 millones si no es por medio de una guerra. La élite ha generado la historia en base a conflictos armados: guerras de sucesión, guerras de independencia, guerras civiles, revoluciones liberales, etc… Esto ha sido así desde siempre y mucho más en los últimos 250 años. Claro, nadie queremos que ocurran problemas, ni que haya conflictos ni que muera nadie. Así que, ¿qué nos queda? Nos quedan posibilidades, pero sólo si actuamos juntos.

Siempre existe la solución a cualquier tipo de problema dentro de un sistema. Es algo que aprendes cuando desarrollas software. En todo sistema, existen unas reglas que podemos seguir para solucionar problemas. Claro está, este sistema está construido para solucionar los problemas de la élite, pero… ¿Y si eliminamos a la élite de la ecuación? Es decir, si despejamos la incógnita de aquellos que se benefician del sistema actual, haciendo que dejen de hacerlo y comenzando a ser nosotros los beneficiados, podemos lograr el efecto deseado. ¿Cómo? Bien. El primer paso, obviamente, es entender quienes son. Como sabemos, quienes gobiernan no son los políticos, sino los bancos y las multinacionales. Dejar de comprar sus productos será el paso fundamental que debemos dar. Cuando lo empiecen a notar en sus cuentas trimestrales, comenzarán a moverse para entender qué ocurre. Pero claro, no pueden obligarnos sin más a comprar sus productos, con lo que tendrán que obligar al gobierno a que a su vez nosotros estemos obligados a hacerlo, por medio de leyes y reglamentos. Ya lo hacen, de hecho, en situaciones como las “liberalizaciones” energéticas, donde las mismas compañías que antes siguen manejando el mismo cotarro, pero además, pueden imponer el precio que quieran, cuando antes estaba controlado por el gobierno. La consecuencia de todo esto es que nosotros seguiremos negándonos a comprar esos productos (cambiándolos por nacionales allá donde sea posible), y hundiendo literalmente a muchas empresas. Claro, la dificultad de todo esto es poner de acuerdo a tanta gente. Lamentablemente, la gente se mueve sólo por impulsos, no por el sentido común, y sólo cuando está muy apretada (caso de Grecia) se lanzan a la calle. Islandia no es representativo, porque como dice Niño Becerra, se trata de un país tan pequeño y tan insignificante a nivel general que no les ha importado dejarles hacer lo que les de la gana. Pero eso no pasaría en España. Aquí no tendríamos capacidad de elección. Habría que ir a la guerra. Como digo aquel iluminado, o por consenso (obligación e imposición del más fuerte) o por la fuerza.

Existen soluciones, pero implementarlas va a suponer, incluso en el caso más sencillo y suave, una dificultad agregada y decisiones complicadas. Veo que políticamente el nacionalismo va a ser una solución, aunque nunca me haya hecho una puñetera gracia, pero contra un gobierno mundial es lo único que funciona (recordemos que funcionó estupendamente contra el imperio austro-húngaro en el siglo XIX, ya que de hecho lo desmoronó por completo). En un sistema agotado, la única solución es quitar, no poner.

¿Qué está pasando?

¿Recordáis esta imagen chunga? Que tiempos...

Es lo que yo me pregunto: ¿Qué está pasando? Primero montan una redada al más puro estilo Miami Vice a la SGAE, detienen a la cúpula, pollo mediático y político montado al canto… Después tres cuartos de lo mismo en Alemania, después se insinúa que el gobierno va a eliminar el canon… En serio, ¿Alguien me puede decir qué está pasando?

Porque desde hace unos seis años, el sistema estaba apoyando y extendiendo la influencia de las organizaciones de gestión de derechos intelectuales como la espuma. La aprobación del canon así lo demostraba y todo parecía ir de perillas. Llegamos ahora y de repente, sin comerlo ni beberlo, se zampan a los acólitos a los que tantas satisfacciones había dado el propio sistema. ¿Se ha cansado el padre de sus revoltosos pequeñuelos? ¿Ya no sirven para sus fines?

Porque recordemos que la concesión de una plusvalía tan increíble como el canon digital tenía como misión fundamental, aparte de enriquecer a unos pocos, la de generar descontento, estrés en el público y malestar general. Eso forma parte de la política de conflicto del sistema, así que podemos aceptar que esto sea así. El problema viene del hecho de que eso estaba funcionando bien. Es decir: ese clima ya se ha alcanzado pero de alguna forma la gente ya se había acostumbrado al hecho en si. Recordemos que, al menos en este nuestro querido país, la gente se acostumbra a todo, incluso a lo malo, a una velocidad que marea. ¿Tal vez era necesario un revulsivo (la gatopardista máxima de que “todo tiene que cambiar para que todo siga igual”) para poder avanzar en el plan? Por supuesto, nadie va a hacer ascos a que destruyan todo eso, o al menos lo dejen con las piernas partidas, porque va a ser un alivio, pero esto tiene otras consecuencias importantes.

Que, por un lado, sea una decisión electoralista. Está claro que, como amigos de la SGAE, el gobierno tenía que estar al tanto de todo lo que pasaba dentro. Así que en un momento dado, decidir intervenir la organización era una cuestión de oportunidad, no de esfuerzo. El gobierno sabe perfectamente todo lo que pasa dentro a pesar de la poca transparencia de la SGAE porque al fin y al cabo, son parte del sistema y están correlacionados. Ahora han decidido que hay que renovar ciertas partes de la agenda para que ésta avance, pero el sentido de esta renovación puede tener un significado puramente electoralista. Aunque Zapatero ya está agotado y no vale para las próximas elecciones, el PSOE quiere seguir en el poder, y para eso tiene que hacer concesiones, otorgar dádivas a los votantes, porque se da cuenta de que con una simple cara “bonita” (ups…) ya no vale (de todas formas, no la tienen, así que…). Es un paso lógico, aunque paradójico, ya que ellos fueron los adalides del canon en cuanto llegaron al poder hace 7 años… Aunque por suerte o por desgracia, ya estamos acostumbrados a que los socialistas no sean lo que se dice coherentes…

Pero además, hay otra opción. Como decía la frase que he mencionado antes, para que las cosas sigan igual hay que cambiar ciertas cosas. La SGAE, claramente, estaba muy depauperada y su influencia era mínima a estas alturas. Su imagen está por los suelos y ni siquiera el 90% de los artistas se sienten representados por ella. Había que reformar la cúpula, lavar su imagen, pero por supuesto, no hay que dejar de cobrar. Eso nunca. Así que el movimiento del sistema puede ser en realidad muy simple: eliminar el canon pero pasar su cobro a los presupuestos del estado. Así, nos nos dará la sensación de estar pagándolo pero lo estaremos pagando. Yo soy de los que llevo 10 años pensando que los artistas deberían vivir exclusivamente de su trabajo directo, es decir: conciertos, actuaciones musicales, entrevistas, trabajos directos para otros artistas, etc…, y no de los réditos de una obra pasada. Es como si yo vendiera mis programas a la gente y luego quisiera que me estuvieran pagando por él todo los años un X hasta que me muriera. Lógicamente, me dirían que me fuera a tomar por saco. ¿Por qué esto no es igual? No tiene el más mínimo sentido, pero eso es lo que ocurre. No voy a discutir aquí sobre la propiedad intelectual, auténtica rémora de la sociedad moderna, pero para mi, este movimiento va en esta dirección: hay que seguir cobrando pero cambiando la forma de hacerlo. En realidad es sencillo, y además, como la mayoría no se va a coscar, les va a dar rédito electoral. Muy brillante, por supuesto, si les dejamos hacerlo. Debemos denunciar cualquier movimiento que siga suponiendo un robo al patrimonio de los ciudadanos. Que sepan que no les vamos a dejar hacer lo que les de la gana cuando quieran.

Ya ha comenzado

Sí, ya lo están haciendo. Han declarado el estado de alarma, de forma totalmente artificial e innecesaria, que puede durar 15 días (es probable que los dure) y que de hecho es prorrogable si ellos quieren. Están comenzando ya. Algunos lo veníamos diciendo durante todo el año, e incluso desde el año pasado, era evidente que tenía que ocurrir pronto. En los próximos días es posible que tengamos el corralito en nuestras puertas. Por eso han declarado el estado de alarma. Es completamente absurdo hacerlo porque se hayan revelando unos trabajadores aeroportuarios (cosa que además todos sabemos que ocurre todos los años). La mayor parte de la gente no tiene ni idea y es posible que mañana o dentro de unos días no pueda ni sacar su dinero del banco. Yo por lo pronto he sacado el mío, cosa que no pensaba hacer aún, pero el que avisa no es traidor. Este gobierno, al servicio del Nuevo Orden Mundial, nos va a asestar a todos un golpe fatal. Sólo espero que pueda existir una solución a corto plazo, pero todo sabemos que al final este país tiene que sufrir las consecuencias de su karma nacional. Hemos vivido como no debe vivir un país y las consecuencias son estas. Ante todo, no dejéis que os confundan y os infunden miedo. Ahora más que nunca es cuando hay que ser valientes. Seguiremos conectados…

A %d blogueros les gusta esto: