Tag Archive: televisión


La banalidad pública

Quería, de forma muy sencilla y rápida, expresar hasta que punto estoy asqueado con los medios de comunicación. Cada día demuestran ser la peor morralla posible, y afortunadamente no veo televisión más allá de material enlatado, pero sigo un canal de Youtube que creo que es francamente interesante desde el punto de vista periodístico, la hemeroteca del buitre, y que sube recortes de los medios masivos donde se ve, no ya sólo sus errores de bulto (innumerables) sino las idas de pinza y desmanes que cometen semejantes esperpentos públicos.

Y hay algo que se está haciendo especialmente cansino: la constante y machachona referencia al nazismo. Llevamos una temporada (por lo que parece larga) en que se ha puesto de moda acusarse unos a otros de nazis, fascistas y poco menos que de ser doppelgangers de Hitler & c0., como máxima expresión de la maldad (hablando por ejemplo de gilipolleces del calibre de si Cayo Lara podría ser presidente del gobierno, por poner el caso más tonto que he visto hasta el momento). El nivel de desinformación y estupidez periodística está llegando a niveles tales que uno se pregunta se realmente estamos antes un medio de comunicación o directamente del charco más infecto de la piara de cerdos que son. Sí, son palabras fuertes, pero es el sentimiento que te invade cuando ves que, en público y en programas de máxima audiencia, esta gente se dedica a expresarse de formas que ni una persona con fuertes problemas mentales haría en ningún momento. Hasta este punto de estupidez hemos llegado en la televisión. Porque ni siquiera es un caso aislado. Las acusaciones en un debate político llegando a acusar a otros de repartir coca entre los empleados y chorradas de ese calibre (sean ciertas o no, si es verdad se denuncia en un juzgado, no en la TV) son el pan nuestro de cada día en la caja estúpida.

Hasta este punto hemos llegado. Y lo cierto es que no deja de ser culpa nuestra, que hemos dado pábilo a semejante estrechez de miras y una estulticia que da vergüenza siquiera pensar en ello. Que personas teóricamente maduras y responsables se comporten, no ya como quinceañeras salidorras, sino como auténticos seres demoniacos e infernales lanzándose mutuamente improperios como ninguna persona normal y educada haría (ellos que luego tienen tantas carreras, aunque debe ser al bar de la esquina porque si es así, significa que nuestro sistema educativo está definitivamente finiquitado), es francamente desalentador y te dan gana de huir de este país. Así es amigos, este es el país que hemos permitido, donde quieren que nos odiemos unos a otros. Las reclamaciones, a Juancar.

Zapping Life

Excelente corto español. Para pensar.

¿Qué nos importa?

True story...

Generalmente no leo ni veo/escucho noticias. Sé que el 80% mínimo son burdas mentiras estúpidas. No merecen mi atención. Me dicen a menudo que no estoy conectado con la realidad. Con esa realidad, sinceramente, no quiero estar conectado. Hay realidades en este mundo mucho más interesantes a las que atender y, por supuesto, está la mía propia, por otro lado, la que a mi más me importa.

Todo esto lo digo por todas estas mamonadas de duques, reyes, fundaciones, corruptelas… ¿Qué nos importa? A ver, recapitulemos: ¿qué son esa gente para nosotros? Nada. Ni me dan de comer ni me proporcionan ninguna satisfacción. Son morralla a la que mantenemos por esa estúpida idea de que necesitamos líderes. Y en el caso de Juancar al menos es el titular, pero… ¿Todo el resto? Porqué debería estar preocupado por lo que le pase al yernísimo o a cualquier otro… Ellos no se preocupan por nosotros, no les debemos nada. Además, aunque no lo parezca, esto beneficia al Borbón (odiosa dinastía donde las haya) ya que le permite sacar pecho y, además, los que acusan al yerno han tenido la suficiente pericia para no vincular de ninguna forma a Juancar en todo esto… No son listos ni nada…

Y esto es extensible a la clase política. Cada día es más evidente que han roto el contrato social hace años, ¿por qué deberíamos seguir obedeciendo? Cada día está más claro que la sociedad, como conjunto de ciudadanos vive una vida y el Estado vive otra, y el sistema en general a sus más altos niveles… Esto se va a seguir acentuando y cada vez vamos a obedecer menos normas y reglas, que por otro lado son estúpidas y totalmente arbitrarias.

Seamos conscientes, seamos independientes. No necesitamos líderes, podemos vivir y desarrollarnos de forma libre sin que nos dirijan. Y por favor: apagad la tele y la radio, y tirad el periódico. Vuestra mente y vuestro espíritu os lo agradecerán.

CNN+: No es para tanto

Estoy leyendo de una forma más o menos constante reacciones en los medios alternativos anti-sistema sobre la desaparición del canal CNN+. Veo un problema fundamental en todo esto, y es que por el motivo que sea, hay gente a la que le ha fastidiado todo esto, y sinceramente lo digo, no entiendo bien por qué.

CNN+, como todos los canales de los falsimedia (vocablo que he descubierto recientemente y que me ha hecho gracia), se dedicaba a desinformar y mentir como todos los demás. En mi época apagada (nótese la ironía, por favor) era fan de este tipo de canales, y aún así no lo veía. Pero es que, además, ahora que he visto la luz, lo vería todavía menos (cantidad negativa de horas), ya que como es sabido, se trata de un canal de izquierdas.

Para los que aún no están en la onda de qué va todo esto, el progresismo no es ni más ni menos que la última (o penúltima, según se mire) forma de esclavizarnos. La izquierda no es, amigos míos, nada más que una forma evolucionada de política de corte capitalista. ¿Sabéis quien inventó el neoliberalismo? Sí, nuestros queridos progresistas de izquierdas. Era la famosa “tercera vía” de Tony Blair que fue muy bien acogida por todo los que de alguna forma querían seguir puteándonos sí o sí, manteniéndonos esclavos.

Sinceramente, no ha pasado nada porque haya desaparecido este canal, claro exponente de las ideas Bilderbergianas de sus dueños, Grupo PRISA. En mi opinión, es lo mejor. No sólo no aportaba nada (¿para qué queremos otro canal de desinformación?) si no que para mi personalmente era la constatación de que las ganas de engañar eran más que evidentes. Me da igual por qué motivo lo han dado de baja. Sinceramente me la trae al pairo. Yo creo que todos los anti-sistemas deberíamos estar contentos de que haya sido así. ¿Que lo van a sustituir por un canal de Gran Hermano? Bueno, ¿qué más da? Tu libertad consiste en decidir, en este caso, lo que quieres ver y lo que no. Con no encender la tele, asunto resuelto.

A %d blogueros les gusta esto: