Tag Archive: youtube


COMPROBADO: El mercurio causa degeneración neuronal – YouTube.

Hoy sólo quería hacer una pequeña reflexión que llevo rumiando algunos días atrás y que me lleva preocupando desde hace no ya meses, sino años: existe una “banda” de conspiranoicos que sinceramente me están empezando a molestar, personalmente hablando. No porque me molesten a mi como individuo, sino su actitud y su forma de afrontar una supuesta “conspiranoia” que además, como he podido constatar en varias ocasiones, es fácilmente rebatible. Ni siquiera se dignan en comprobar las informaciones y las meteduras de pata son inmensas en ocasiones, hasta anacrónicas en muchos momentos. Naturalmente no quiero dar nombres, pero con la descripción que os voy a dar a continuación, seguro que sabéis de más de uno y más de dos que siguen esta línea.

Hay “conspiranoicos” y conspiranoicos. Puede que no esté intelectualmente de acuerdo con algunos de los postulados de lo que podríamos llamar “gente seria” de este medio (tipo José Luis Camacho o David Parcerisa, por poner dos ejemplos), pero para mi tienen cualidades que hacen que tengan al menos un cierto grado de respetabilidad, como que son educados, informan de lo que saben o creen saber y no infrigen las mínimas normas de decoro que exige comunicar información, y más en cosas tan sensibles como las “alternativas” o “anti-sistema”. Parcerisa me parece alguien bastante coherente y tiene detrás un bagaje intelectual que delata que lleva mucho tiempo en esto (recomiendo su serie sobre los Anunnakis en YouTube y la nueva serie que está realizando, realmente interesante), y J.L., aunque tiene sus momentos bajos, también es alguien que me parece digno de escuchar. Pero luego están los “conspiranoicos”. Insistentemente se dedican a usar expresiones como “borrego matrix”, a insultar a los dormidos porque, precisamente, están dormidos, como si intentaran ser un acicate que a base de ostias despierte al común. Los llaman “idiotas”, “atontados” y otras lindezas de ese tipo (como si los dormidos fueran culpables de serlo y estuvieran muy a gusto siéndolo). El problema fundamental es que estos individuos, que luego hacen vídeos ocasionalmente infumables con tantos fallos que cualquiera con el ojo entrenado pilla los defectos al vuelo, creen saber realmente de que va todo esto. Son “despiertos”, entre comillas, gente que cree haber dado con la verdad cuando en realidad no ven más que una parte del asunto, y creen saber más que los demás. Su mapa mental es sólo un poco más amplio que el de los dormidos, y su perspectiva, contaminada por múltiples auto-engaños y tergiversaciones y malos entendidos, que da lugar a que encima, pretendan ser maestros de nada cuando aún son alumnos de casi todo.

Respeto el libre albedrío y la libertad de cada uno de hacer lo que crea conveniente con su vida, pero mientras no afecte a los demás. Sinceramente me molesta que insulten y se regodeen de la desgracia de los dormidos, que ignorantes de todo, viven vidas totalmente ausentes, “zombies”. Son mis hermanos espirituales e insultarles a ellos equivale a insultarme a mi. Llamar “borrego matrix” a alguien que no puede defenderse es como mínimo de cobardes y crueles. Usan palabras altisonantes y al mismo tiempo expresiones que dan aspecto de saber de lo que están hablando e impresionar al “borrego matrix”, mientras ellos mismos en los vídeos llegan a tener paradojas insalvables con auténticos errores de cálculo y fallos mitológicos de calibre.

Simplemente quería desahogarme. Simplemente quería deciros que, por favor, sepáis lo que sepáis y estéis más dormidos o despiertos, hay una regla que es vital si queréis realmente ser “despiertos”: respetad al projimo como a vosotros mismos. Si vosotros sois dioses, ellos también. Que no se os olvide.

Hay innumerables casos de como la élite controla mentalmente a la población por medio de la música. Cuando en los 50 auparon a Elvis a lo más alto, lo hicieron con la sana intención de introducir distorsiones en la sociedad americana de la época, que luego siguieron desarrollando con el movimiento hippie o la píldora anticonceptiva. Básicamente, todos los movimientos conducen a los mismos culpables. En la música en general ocurre lo mismo, especialmente si es patrocinada por el sistema. Un caso especial, que también ocurre en el mundo del cine y la televisión, es que la élite te pone delante fachadas (cortinas de humo) que parecen ser reivindicativas o de queja y que sin embargo no son más que lo mismo de siempre. Me acabo de encontrar con un caso de estos.

Mirando el blog Despertares me encuentro el siguiente post: Marta Sánchez, una mujer despierta. La sana intención del post es informar sobre que parece que Marta Sánchez es alguien anti-sistema que nos hablaba, ya hace años, en un videoclip, de como la élite gobierna controlando el rebaño. Sí veis el vídeo (correspondiente a la canción “Dime la verdad”), sí, así parece ser. Pero algo que ocurre con la gente que no está del todo despierta es que no se da cuenta de las sutiles señales (o no tan sutiles, como en este vídeo) de que se están riendo de nosotros y encima nosotros nos reímos con ellos. Paso a explicar porqué.

El vídeo parece explicar una verdad: que somos controlados por una élite que nos dirige como si fueramos un rebaño y que destruyen todo lo que no les interesa. Y es cierto. Ahora, lo primero que tiene que preguntarse un despierto es lo siguiente: este vídeo, junto con la canción, fue grabado por una discográfica multinacional para mayor fama de una artista que, recordemos, sólo es una intérprete: ella canta lo que le dan. Uno de los conceptos básicos que debemos tener siempre en la mente es que el sistema nunca promociona nada que no sirva a sus intereses. Otro de los conceptos básicos es que la élite tiene un gusto especial por decirnos la verdad oculta en sus mensajes atontadores. Y tiene aún mayor gusto en programarnos mentalmente para que aceptemos sin rechistar sus maniobras. Todo esto que he dicho está aglutinado en este vídeo. Vamos por partes. Por un lado, Marta Sánchez aparece enseñando carne en absolutamente todo el vídeo (de hecho, si leeis lo comentarios del vídeo en YouTube, la mayoría, como buenos borregos, se dedican a ensalzar la belleza de la mujer antes del contenido del vídeo; recordemos también que durante años esta mujer ha sido un muñeco del sistema para enviar mensajes de todo tipo a la juventud, desde sus inicios artísticos, lo que recuerda a casos Monarca en todo el mundo, como Britney Spears, Christina Aguilera o Miley Cyrus más recientemente). Este es un conocido condicionamiento mental masculino que la élite despliega constantemente para distraer y poder introducir los conceptos que busca introducir de forma más sencilla (en el caso de las mujeres, ellas admiran a una mujer tan hermosa y querrían parecerse a ella, con lo que el efecto conseguido es el mismo). El resumen del vídeo es este: “os estamos diciendo como controlamos el mundo y vuestras mentes, para que os vayais acostumbrando mientras mirais agilipollados a la piba esta que está tan buena para que el mensaje cale más y mejor“. No creo que la cuestión requiera muchos más comentarios, pero por supuesto voy a seguir profundizando.

Ejemplos de esto que os digo los hay a patadas. Un caso del que tardé en darme cuenta fue el de la canción “Europa VII” de La oreja de Van Gogh. Este grupo, que podemos catalogar de “grupo anuncio”, y en general bastante impersonal, se sacó de la manga una canción que técnicamente era un lavado de cerebro de apoyo a la globalización y a los desastres terraqueos relacionados con el calentamiento global, la superpoblación, y cuyo vídeo (y letra) estaba a su vez plagado de referencias del sistema a sus intereses. Cada vídeo a su manera te cuenta cosas que pueden o no ser verdad pero que a cualquier humano le afectarían, y atraen tu atención de distintas maneras (por un lado el sexo, por otro la conciencia global). Y estos son dos casos sólo españoles. Si viajas fuera la cosa ya es para echarse a temblar, especialmente en las américas (y no hablo sólo de USA).

En general, cualquier persona despierta tiene que darse cuenta de estos detalles, aunque es comprensible que los que empiezan se confundan más a menudo. Estos vídeos, además, están llenos de referencias de la élite (sinceramente, me resisto a usar el término “illuminati” porque está tan trillado que ha perdido todo el significado), simbología y usos y maneras, que seguramente un analista avezado podría criticar en su blog. Yo invito a todos a que lo vean de forma escéptica y crítica y saquen sus propias conclusiones. Ante todo hay que estar alerta y despiertos, porque te la pueden colar por el sitio más insospechado.

Sólo quiero hacer una pequeña referencia a un altercado que, seguramente en otras condiciones sería valorado por mi parte de forma diferente, pero que sinceramente, ahora mismo no me ha parecido del todo bien. Me estoy refiriendo a uno de los últimos temas de moda: la bulla a Rockefeller en Chile. He esperado unos días a poner mi crítica porque quería meditarla. Mi espíritu anti-sistema me dice que no es malo quejarse, pero, ¿dónde está el límite? Y sobre todo: ¿en qué punto la queja se convierte en vergüenza ajena y deja de tener cualquier validez? Creo que estamos ante un caso así.

No pongo referencia al vídeo porque es fácil verlo en YouTube, y la verdad, creo que con él se alcanzó ese punto que indicaba antes. Desde un punto de vista cínico, el vídeo presenta a un “anti-sistema” declamando justicia ante un poderoso banquero facineroso que nos tiene esclavizados. Pero yo lo que vi fue lo siguiente: vi a un energúmeno gritándole a un abuelo que no podía ni entrar en el coche (de hecho se ve que lo tienen que subir de una silla de ruedas al vehículo), mirando como un enfermo de Alzheimer cualquiera, sonriendo tontamente, casi se podría decir que babeando, mientras el otro simplemente se comportaba como un mono loco. Eso es lo que yo vi.

Sinceramente, me parece que era hacer el idiota. Si yo hubiera sido el que berreaba, tras montar el vídeo hubiera decidido no publicarlo (a no ser que mi afán de notoriedad hubiera superado mi culpa), porque claramente quedaría a la altura del betún. Sí, es cierto, es quien es, un sinvergüenza que durante décadas (y sus familiares antes) nos han estado puteando para conseguir un poder inmerecido. Y sí, hace 10 o 20 años, eso hubiera tenido mucho sentido. En esa escena, falla una cosa que todo anti-sistema debe considerar: amar incondicionalmente. Incluso a un enemigo que ha hecho tanto daño. Esa persona, con todo lo mala que es, no sólo no ha podido defenderse (ni sus guardaespaldas hacían gran cosa, creo que impactados por tal “ataque sorpresa”), sino que además, parece que ya ni siquiera es alguien a tener en cuenta. Sea como sea, ha sido un desafortunado incidente.

En cualquier caso, la Revolución Interior exige que seamos consecuentes con nuestra naturaleza espiritual. El amor incondicional es una regla básica para alguien que quiera definirse realmente como Anti-Sistema. Cualquier otra cosa es seguirles el juego a ellos, y eso, por encima de cualquier otra cosa, es lo que nunca hay que hacer.

A %d blogueros les gusta esto: