Tag Archive: españa


largeHace mucho que no vengo por el blog, es verdad, y no sé cuanto me durará esta racha, porque esto de ser alguien tan ocupado, la verdad, a veces da bastante por saco… No es sólo curro, si no que escribo en otros sitios, pero sólo aquí tengo, como es lógico, la libertad de escribir lo que a mi me da la gana, que es algo que está bien y mola mogollón… 🙂

Tengo muchas cosas en la cabeza. Evidentemente, como todos sabemos, las cosas están convulsas, no sólo en España, sino en todos sitios, pero por la parte que me toca, me ocupo del tema nacional que por eso lo tengo aquí al lado. No se trata tanto de hacer la crítica de marras, que eso ya lo hace mucha gente en modo “salón” en las redes sociales. Tengo acumulado mucho. Tengo para dar y vender. Y va a recibir todo el mundo. Porque, sinceramente os digo, ya estoy bastante harto de todo y de casi todos, y será que como sumo años, me vuelvo cada vez más intolerante a la idiotez, pero tal vez por eso, por algún punto tengo que dejar escapar vapor para no explotar de forma estúpida, que es fácil que termine pasando porque, seamos claros: esto cada día es más mierdoso. Sigue leyendo

“Las pretendidas democracias de todos los tiempos han sido confabulaciones de profesionales para aprovecharse de las masas y excluir a los hombres eminentes… La premisa de su mentira fue la existencia de un “pueblo” capaz de asumir la soberanía del Estado. No hay tal: las masas de pobres e ignorantes no han tenido, hasta hoy, aptitud para gobernarse: cambiaron de pastores.” (El hombre mediocre, José Ingenieros)

Mientras no seamos capaces de entender que en los tiempos actuales ningún movimiento de masas que no interese al poder llegará jamás a prosperar, no seremos capaces de entender nada. Hoy en día, el poder cuenta con herramientas más que suficientes para convertir un movimiento minoritario en un movimiento de masas favorable a sus objetivos, o, si se diera el caso, para desmontar de la noche a la mañana un movimiento de masas que pudiera ser contrario a sus intereses. La televisión, la radio, la prensa o internet son algunas de las armas que el poder utiliza para tales fines (1).

vía Conspiración Abierta: La consulta soberanista catalana: estrategia de la tensión al servicio del Nuevo Orden Mundial..

corrupciónLamentó estar tan ausente por aquí en los últimos tiempos, aunque lamentablemente las obligaciones no permiten otra cosa. Pero eso como cualquier otra cosa tiene la sencilla solución de intentar conseguir alcanzar nuevas metas (y de paso, escribir algo más!).

¿Hasta dónde puede soportar una sociedad el latrocinio constante, no ya sólo de la cosa pública, cosa ya de por sí suficientemente grave, sino de su identidad como pueblo, su esencia, en base a generar una calidad nauseabunda en todos nosotros, o al menos en los que se dejan, que por desgracia son la mayoría. Esta claro que en nuestro caso el aguante que puede tener una sociedad es realmente alucinante, desde cualquier punto de vista. No hemos sido, al menos en los últimos 100 años, lo que se dice un pueblo muy combativo. De hecho, se podría decir que bastante estúpido y pusilánime, hasta puntos indescriptibles en realidad. Esto es muy evidente, ya que a pesar del evidente cachondeo en que se ha convertido la vida pública de este país, no sólo no hacemos nada al respecto (ni siquiera la bendita abstención, para lo que tampoco se requiere de mucho esfuerzo), sino que, no nos engañemos, muchos “ciudadanos” consideran que, si fuera posible, ellos harían lo mismo. Es lamentable, pero lo cierto es que ya ni siquiera te sorprende. Sigue leyendo

Goya sabía representar la sociedad con símbolos como nadie desde entonces

Una cosa que suelo recomendar a los que se dignan en escucharme es que cuando se enfrenten a un problema, busquen siempre su causa y fijen su atención en esa causa, no en el problema en si. Generalmente la mayoría de las personas no son buenas solucionando problemas, porque su único afán es “resolver el problema” cuando la solución al problema vendrá simplemente con la detección y reacondicionamiento de la causa subyacente. Es algo muy típico, por desgracia, en la medicina, por poner un ejemplo, y por supuesto, en todo lo que hacen la mayoría de las personas. Se obsesionan con el problema equivocado, quedándose en la superficie y no comprendiendo lo que realmente está pasando, que no es el problema tal y como se aprecia o sufre, ya que este “problema” en realidad no es más que los efectos del problema real, que es la causa primera del que nos preocupa.

Las personas inteligentes, en cuanto detectan un problema, usan una perspectiva lateral para su resolución. El primer paso fundamental es que si una solución no ayuda a resolver el problema, hay que tratar de encontrar otra solución distinta, no volver a poner en marcha la primera solución que no ha surtido efecto. Einstein decía que una definición de locura era hacer siempre lo mismo esperando resultados diferentes. Para cualquiera que use un poco la lógica, esto es de cajón de madera de pino, pero para la mayoría, por alguna razón, parece que hay una obligatoriedad de hacer lo mismo varias veces con la “esperanza” (siempre la esperanza) de que en alguna de esas intentonas surja la magia… Y claro, no pasa, excepto, ocasionalmente, por pura suerte (entendida la suerte como acción kármica). Cuando algo no funciona, repetir lo mismo una y otra vez sólo genera estrés, ansiedad y obviamente, enfado y resquemor porque vemos que pasa el tiempo y el problema no se soluciona. Usar una perspectiva lateral supone mirar hacia otro lado y probar otra cosa, de forma más o menos intuitiva. Pero ante todo, probar otra cosa. Pero las personas inteligentes también saben darse cuenta de cuando un problema no tiene solución porque, o bien se desconoce la causa, o bien esa causa es inalcanzable, y por lo tanto irresoluble, con lo que en ocasiones, es inteligente concluir el intento de solución hasta un momento más propicio. Una cosa que se aprende de forma intuitiva en informática es que cuando una solución se resiste a aparecer, dejar pasar unas horas e incluso un día entero es, por regla general, muy beneficioso. Habitualmente, al día siguiente la solución simplemente aparece por si sola, sin ser llamada muchas veces, y es simplemente porque hemos dejado que nuestro cerebro comprenda adecuadamente el problema y articule inconscientemente una o varias soluciones, cosa que no ocurrirá si nos empecinamos sin tregua con ello. Usando una jerga técnica de programación, yo a esto lo llamo “dejar algo en segundo plano”, mientras se realizan las tareas principales. Y funciona de verdad.

Esto se puede aplicar a problemas tan tontos como encontrar unas llaves perdidas y a otros mucho menos triviales como solucionar la crisis nacional. El problema puede no ser el problema. Tal vez el problema no es la crisis, como ya indiqué alguna vez. Tal vez el problema no son los políticos ni los banqueros. Tal vez el problema no es el colonialismo anglosajón. Tal vez el problema es España. Así es. Tal vez el problema somos nosotros, tanto los contemporáneos como los históricos. Los españoles al fin y al cabo. A pesar de nuestra manifiesta incapacidad para ser creativos más allá de la maldad y la insidia, a pesar de nuestra extraña y pertinaz necesidad de hacerlo todo mal y además divertirnos con ello, y de nuestro humor negro que, claro está, genera una realidad oscura que oculta un alma atormentada, seguimos pensando que la culpa es siempre de los demás. Algo humano en general, pero muy español en particular. Somos gente muy tonta por regla general, y a la vista está de los acontecimientos. Pero con tonta no me refiero a un término despectivo relativo a “imbécil”, sino a ignorante, inconsciente, adoquín e incompetente. Y no sólo somos eso como país, sino que además no nos importa, e incluso lo potenciamos y nos enorgullecemos de ello. Incluso cuando Felipe II hizo tremenda gilipollez como mandar la “armada invencible” contra Inglaterra, lo más curioso de todo es que a pesar de que todo el mundo y las circunstancias indicaban lo contrario, según su lógica, era “lo único que podía hacer”. Ya veis que nuestra estupidez viene de muy antiguo. Y por aquel entonces, por cierto, comenzó nuestro declive como cultura y civilización. No siempre fue así. De hecho, tan sólo 100 años antes Castilla y Aragón eran dos potencias en ciernes con grandes posibilidades de hacerse las dueñas del mundo y ser grandes imperios, con gente voluntariosa e inteligente que fue capaz de grandes proezas y conquistas. Y en tan sólo 100 años nos convertimos en la caricatura de país que aparece en El Quijote. Y el problema, claro está, no eran los franceses, ni los ingleses, ni los holandeses, ni los italianos, ni los portugueses… El problema eramos nosotros. Ellos simplemente aprovecharon nuestra pobreza espiritual para ganarnos por la mano y dejarnos en la estacada.

Así que la próxima vez que tengáis la tentación de echarle la culpa a los políticos y los banqueros (que tienen mucha culpa, sin duda) de vuestros problemas, tal vez deberíais reflexionar sobre que tal vez la culpa sea vuestra. Nuestra. Recordad que vuestra realidad la creáis vosotros, que el mundo exterior no es más que un reflejo del interior. La riqueza y el bienestar exteriores provienen de vuestra riqueza y bienestar interiores. Tal vez debáis preguntaros que las cosas estén tan mal porque vosotros (nosotros) lo estáis queriendo así. Tal vez sea hora de buscar la solución al problema real, en vez de hacer eso tan español de echarle la culpa a otros.

¡Nos están vendiendo!

Mientras vendan las heridas de los acampados (he rezado estos días para que no hubiera mayores consecuencias), me entero también de que han malvendido una buena parte de la Lotería a los Rothschild. Este festival de ventas (ya sabéis, empezaron con el espacio aéreo, verdadera causa de lo que ocurrió el año pasado con los controladores), va a tener consecuencias en el futuro. España ya está malvendiendo a sus acreedores sus pocas cosas de valor, y antes de que nos hagan un ERE a todos, están terminando de hipotecar nuestro futuro. España, en muy breve plazo, estará tan debilitada económicamente que seremos básicamente propiedad de los bancos.

Hay que hacer un poco de historia para entender esto. Como explica Mario Conde en su libre “El sistema”, la cosa viene ya de bastante atrás, de la época franquista. Cuando los nacionales ganaron la guerra civil, era evidente que España era un país totalmente arruinado. no ya por la guerra, que es obvio, sino por los siglos previos de desidia que nos llevaron a ser un país tercermundista al lado de nuestros colegas territoriales. España siempre ha sido un querer y no poder, y no podemos echarle la culpa siempre a los gobernantes de nuestros problemas. Pero en eso me meteré luego. La cuestión es que teníamos una debilidad económica sistémica a todos los niveles y Franco y sus acólitos se propusieron solucionar ese problema de alguna forma. Sin embargo, pasaron los años y los cuarenta fueron un fracaso total. Los cincuenta fueron los años de los planes quinquenales y fue cuando se comenzó a esbozar lo que Conde llama la “inteligencia ortodoxa” (dicho en términos más comunes para nosotros, la élite), que básicamente estaba formada por la burocracia de alto nivel del régimen, que estaba constituida sobre todo por los “desheredados” de la república: los terratenientes y la nobleza, que habían recuperado sus privilegios y una vez más formaban parte de la primera línea del país. De ahí surgieron numerosos escándalos de corrupción, pero bueno, nada que no hayamos visto ya. La cuestión es que cuando el régimen fascista cayó, esa inteligencia ortodoxa… ¡Siguió estando en las mismas manos! Recordemos que los primeros gobiernos democráticos españoles estaban formados principalmente por gente proveniente de ese antiguo régimen: ministros, altos funcionarios, etc… Algunos dirán que esa élite desapareció con la llegada de los socialistas, pero nada más lejos de la verdad. De hecho, para esa élite, era lógico que los socialistas ganasen (estaba en sus planes), y como señala Conde en su libro, lo esperaban y habían tomado muchos elementos ideológicos del socialismo durante los años previos. Es lógico, por tanto, que al llegar González y compañía al poder, todo siguiera básicamente igual. Durante los años previos, durante y después de la transición, esta élite había estado preconizando lo que tendría que ser el futuro de la economía española, y el objetivo principal era convertir a este país en un lugar interesante para hacer negocios, lo que en términos generales significa que nos iban a convertir en una república bananera en el sur de Europa. Cuando a un hombre de negocios le oigáis eso de que “hay oportunidades de negocio”, tened por seguro que se está refiriendo a que va a intentar arrasar con todo. Sigue leyendo

Nuestros líderes

No suelo hablar de política actual ni me interesa, pero cuando veo a los “lideresos” que tenemos (el que está y el que viene), me entran unos escalofríos dignos de una película de Hitchcock… Acojonaico me hallo, Dios mío…

Y que nos quiten lo bailao, ¿verdad?

China acaba de comprar (o ha prometido comprar) 6.000 millones de euros de deuda española. Esto, ya no muy metido en paranoias, podría hacer flipar a más de uno y de dos, pero ya que estamos en estas, vamos a hacer un pequeño resumen. Pequeño porque no quiero perder mucho tiempo con esto (este blog no va sobre política ni economía), y porque con esbozar algunos trazos es suficiente.

China ya es la dueña de la mayor parte de la deuda de USA, es decir, la deuda que USA debía a la Reserva Federal ahora es de los chinos, por no decir que de una cantidad enorme de negocios, bancos y otras muchas cosas. Ahora, van a atacar a Europa. ¿Cómo? Pues fácil: al rival más débil. Si a España no la pueden rescatar porque no hay dinero suficiente y tampoco se le puede dejar caer porque su potencial económico (aunque nos resulte raro aquí) es enorme, la única forma de que su economía no se hunda es… ¡Comprando su deuda! Las economías están hundidas porque tienen demasiada deuda. Si alguien te la quita de encima, te hace un favor… ¿O no? Cuando compras deuda, compras la promesa de que esa deuda será reembolsada en algún momento… Los chinos nunca se han definido precisamente por ser impacientes. Puede aguantar lo que sea necesario. A cambio, pues lo mismo van pidiendo cosas, quien sabe. Cuando el paraíso capitalista… Digo comunista te pide algo, no te puedes negar, ¿no? Y por favor, no confundir a los chinos, personas excelentes y buenos negociantes donde los haya, con el Estado Estatista Chino, una de las peores lacras que ha vivido la humanidad en toda su historia. Corren tiempos interesantes, que diría también un proverbio chino…

Ya ha comenzado

Sí, ya lo están haciendo. Han declarado el estado de alarma, de forma totalmente artificial e innecesaria, que puede durar 15 días (es probable que los dure) y que de hecho es prorrogable si ellos quieren. Están comenzando ya. Algunos lo veníamos diciendo durante todo el año, e incluso desde el año pasado, era evidente que tenía que ocurrir pronto. En los próximos días es posible que tengamos el corralito en nuestras puertas. Por eso han declarado el estado de alarma. Es completamente absurdo hacerlo porque se hayan revelando unos trabajadores aeroportuarios (cosa que además todos sabemos que ocurre todos los años). La mayor parte de la gente no tiene ni idea y es posible que mañana o dentro de unos días no pueda ni sacar su dinero del banco. Yo por lo pronto he sacado el mío, cosa que no pensaba hacer aún, pero el que avisa no es traidor. Este gobierno, al servicio del Nuevo Orden Mundial, nos va a asestar a todos un golpe fatal. Sólo espero que pueda existir una solución a corto plazo, pero todo sabemos que al final este país tiene que sufrir las consecuencias de su karma nacional. Hemos vivido como no debe vivir un país y las consecuencias son estas. Ante todo, no dejéis que os confundan y os infunden miedo. Ahora más que nunca es cuando hay que ser valientes. Seguiremos conectados…

El drama humano

Veía hoy un vídeo que me hizo saltar las alarmas en cuanto a lo egocéntricos que pueden ser algunos denominados anti-sistema. Es una supuesta “carta abierta” a Juancar, “the King of Spain”, donde es cierto que se dicen muchas verdades, pero también una mentira que retrata al autor: dice que “el pueblo está despierto” y que “no podrán seguir manipulando a nadie”. Es triste, pero es una mentira cochina.

Lo digo porque representa una cortedad de miras que sinceramente me parece preocupante. Decir que el “pueblo” (entelequia que no representa a nadie realmente) está despierto es como mínimo un ejercicio de ignorancia que no nos podemos permitir. Que sería nuestro deseo, sin duda, pero no representa la realidad. La gente está más dormida que nunca, y más que nada por lo que llamo “el mayor drama humano”: nuestra incapacidad de reaccionar ante los problemas.

Ahora la gente está enojada y molesta con las cosas. Es lógico, no hacen más que jodernos la vida y mandarnos a los infiernos. Es una pesadilla para millones, sin duda. Y aún así ya veis el aguante que tiene la peña: una huelga general de mentirijillas y ya está todo resuelto por un rato. El pueblo español es posiblemente el más pachones e insensibles a su realidad que existe en nuestro entorno. Habrá que ver que pasa cuando surja el corralito, pero hasta entonces, miel sobre hojuelas. Somos un pueblo tan sumamente vago y conformista que somos incapaces de reaccionar cuando directamente nos están robando a mano armada (la deuda está protegida por el estado, recordad). Pero la cuestión no es revelarse ni nada por el estilo. No se trata de hacer correr la sangre, lo que no debemos hacer. Es que no somos capaces de abandonar nuestros hábitos más lúgubres: televisión, cotilleo, fútbol, bares, fiesta… Nuestro “querido” King está disfrutando de lo lindo con los súbditos que le han tocado en suerte. A eso se le llama que te toque el pleno al quince. Ahora la gente está relativamente jodida, pero con un par de “planes E” la cosa vuelve a su cauce enseguida. ¿Una huelga para ir tirando? Nos la sirven en bandeja. ¿Que la cosa se va un poco (sólo un poco) de madre? No pasa nada: ganamos un mundial y vamos como nos duele la tripa… Ahora vienen navidades, así que otra época de tranquilidad para el King, Zapas y compañía. Y así nos la van enganchando una detrás de otra.

Así que no, queridos amigos: España no está despierta. Que una minoría de nada lo estemos no significa que los demás se cosquen de nada. Sí, todo lo malo es evidente, pero mientras haya pan y toros… Que nos quiten lo bailao.

12 de octubre

Creo que los dos vídeos que les presento a continuación describen perfectamente la fecha de hoy. Sabiduría en pocos minutos.

A %d blogueros les gusta esto: